Los Simpson: El futuro de la serie pende de un hilo

Mucho se especuló con respecto al futuro de Los Simpson una vez confirmada la compra de la mayor parte de los activos del conglomerado 21st Century Fox por parte de Disney por 71.300 millones de dólares.

A meses de anunciada la transacción, la familia amarilla continúa emitiendo actualmente su trigésima temporada al aire, pero según pudo averiguar Variety, la histórica serie podría ser más redituable para sus nuevos propietarios en el retiro que como una maquinaria en marcha.

Fuentes con conocimiento de las negociaciones le dijeron al citado medio que la Fox Broadcasting Company y el estudio 20th Century Fox Television están a punto de concluir un acuerdo para extender la tira por dos temporadas más, pero los términos del arreglo, que incluyen una tarifa de licencia que se reduce ligeramente de lo que la red pagó en la última renovación, reflejan una realidad económica cambiante en torno al espectáculo.

Según los números, Los Simpson han significado una pérdida para FBC que ha ido aumentando con los años, pero la red siempre supo recuperar los costos a través de acuerdos de licencias y oportunidades de comercialización como el histórico trato con FXX en 2013, que se valoró en aproximadamente 750 millones de dólares y vence en 2023.

Sin embargo, todo eso cambia frente a la adquisición de parte de Disney, que alterará la forma en que se orquestan los acuerdos de licencia. Además, FBC y 20th Century Fox ya no compartirán una hoja de balance, lo que significa que el costo por episodio se destinará exclusivamente a FBC y que la cadena invertirá en nuevos capítulos sin garantía alguna de recuperar esos gastos, por lo que la compañía del ratón deberá decidir cómo encaja el show en lo que será el portfolio de contenido más grande y valioso de la industria del entretenimiento.

Para complicar las cosas aún más, Los Simpson es una reliquia de una era televisiva pasada y cuando se establecieron los primeros tratos de sindicación de emisión para el show a principios de la década de 1990, eran exclusivos y abiertos, lo que significa que duraron todo el tiempo que el programa continuó emitiendo episodios originales en FOX. 

Dichos tratos eran comunes, destinados a brindar seguridad a los productores en un mundo donde la sindicación de cables apenas existía y el streaming estaba a décadas de distancia. Pero en el caso de Los Simpson, los acuerdos originales han impedido que el estudio Fox pueda explotar completamente el valor de la serie.

A pesar de todo, según señala Variety, Disney tiene varias opciones. Una fuente le dijo al medio que Fox ha reflexionado durante mucho tiempo sobre la posibilidad de dividir los episodios de la tira en tres lotes que rotarían entre varios licenciatarios. Una estrategia de este tipo podría atraer más dinero en función de cada episodio que el que se podría obtener de un socio único.

A su vez, Disney también podría optar por renunciar a un acuerdo externo y utilizar la serie como una plataforma sobre la cual construir Disney Plus o Hulu de la misma manera que FX la usó para establecer su canal FXX.

Pero esas opciones requieren que FBC se aleje del programa. A pesar de los costos, los expertos dicen que Los Simpson son parte integral de la identidad de la red de una manera única. Y el nuevo acuerdo de renovación refleja la realidad de que tanto para Fox como para Disney, el status quo es la mejor opción, al menos de momento.

Play Store

App Store

INSTAGRAM FEED

@radionovacr

Revista