Shazam!: El niño con superpoderes es el acierto que DC necesitaba

                                           Foto: DC
Cuando se realiza un film sobre un libro o un cómic se debe entender fundamentalmente que el lenguaje es otro. Por lo tanto no debe ser nunca un traslado lineal, hay que saber qué cosas modificar. En hora buena David F. Sandberg entiende perfectamente la diferencia entre cómic y cine, de manera que la adaptación de Shazam! es muy buena. Su elección de llevarlo para el lado del humor blanco de comedia familiar funciona en todos los niveles.

Luego de una serie de hechos a modo de presentación, Billy Batson (Asher Angel) convive en el mismo hogar de Freddy (Jack Dylan Grazer), quien pasará a ser su mano derecha a la hora de convertirse en Shazam (Zachary Levi). Un trío que, actoralmente, se entiende a la perfección y como a Robert Downey Jr. le calza perfecto Iron Man, lo mismo ocurre con Levi en la piel de Shazam, siendo un personaje hecho a su medida. 

El film propone permanentemente el absurdo y el delirio. No tomarse nada en serio es algo que termina funcionando; algo más que lógico, teniendo en cuenta que debajo de este traje hay un niño de 14 años quien de un día para el otro se encontró con súper poderes otorgados por un hechicero (Djimon Hounsou) en una escena memorable.

Henry Gayden y Darren Lemke, quienes estuvieron a cargo del guion, evitaron caer en el lado oscuro de la historia y se centraron exclusivamente en la comicidad, optando por un sinfín de gags y referencias en tono burlón a varias películas basadas en personajes de ambos universos (Marvel y DC). Las dos horas y monedas se pasan muy rápido a merced de que la pasamos muy bien divirtiéndonos. Se podría decir que Shazam! ha sido toda una novedad en la filmografía de Sandberg, director del film, quien nos tiene más acostumbrados al cine de género y esta ha sido su primera incursión en la comedia. A pesar de algunos detalles, se puede decir que ha tenido un excelente comienzo en ella.

En cuanto a DC, ya sabemos que no le estaba encontrando la vuelta a a las adaptaciones cinematográficas, con la excepción de Wonder Woman. Por este motivo llamaron a Peter Safran para que el resultado logre un humor que sintonice con la audiencia que, por el momento, sigue eligiendo a Marvel. Shazam! lo tiene todo para que sea el éxito esperado, pero al fin y al cabo, el veredicto siempre lo tiene el público.


Play Store

App Store

INSTAGRAM FEED

@radionovacr

Revista